El principio del fin

Presumida April 14, 2011 0

Hace años que están juntos, siempre has pensado que era el amor de tu vida y soñabas con que algún día se convertiera en el padre de tus hijos. Sin embargo, no sabes cómo, cuándo ni por qué tus sentimientos hacia él se fueron apagando, poco a poco.

Por un lado, piensas que esto se puede arreglar, que es una situación pasajera y que todo volverá a ser como antes, como en los tiempos felices de la relación. Pero, por otro lado, no te puedes seguir engañando a ti misma: te estás dando cuenta que no lo amas más. Y eso sí que no tiene vuelta atrás…

Es difícil asumir que ya no estamos enamoradas de nuestra pareja, pues nos enfrentamos a una realidad inesperada y contraria a la que habíamos proyectado para nuestro futuro. Si todavía estabas en la duda, estas son las señales de que el amor se terminó.

Ya no lo extrañas. Antes, no podías pasar un solo día sin verlo o sin llamarlo. Pensabas todo el tiempo en él, guardabas sus mensajes de texto y los releeías una y otra vez antes de dormirte. Ahora, descubres que ya no lo extrañas tanto y, si no te llama, no te preocupas demasiado: “hablaré después o tal vez mañana”, te dices.

No te enojas cuando sale por la noche. ¡Esta es una clara señal de que no lo amas más! Por más que tengamos la mayor confianza del mundo, cualquier mujer enamorada siente un poco de celos cuando su novio sale por la noche con sus amigos. Si te llama para avisarte que saldrá con ellos, y a ti poco te importa – y hasta te parece una buena idea porque tú quieres salir con tus amigas por otro lado – entonces estás perdiendo el interés hacia él.

Ya no lo deseas. Antes, sus miradas, sus besos y sus abrazos te hacían poner la piel de gallina. Ahora, casi no te entusiasma tener sexo con él y no justamente porque te duela la cabeza o estés estresada; sin darte cuenta, lo evitas físicamente, lo que a la vez es una forma de marcar distancia emocional.

Inconscientemente, buscas a otro. No necesariamente tiene que cruzarse por tu cabeza la idea de ser infiel, claro está… Pero si te comienzas a fijar en otros hombres, ves con otros ojos a amigos, compañeros de estudios o de trabajo, y hasta te interesa conocerlos más, entonces, no caben dudas de que tu novio ya fue…

¿Te sientes identificada con ellas? No ganas nada con sentirte culpable, porque es normal que te ocurra esto. Lo que tienes que hacer es asumir lo que te está pasando, ser sincera contigo misma, ser sincera con él, y por supuesto, terminar la relación.

Escribe un comentario »