Enamorada por la RED

Presumida August 3, 2009 0

Es uno de los medios más usados para encontrar a tu alma gemela, pero hay cosas que debes hacer para evitar sorpresas.

Porque ayuda a superar las inhibiciones. Porque permite conocer gente de lugares distintos que de otra forma nunca se hubieran conocido. Porque el ritmo de vida apenas deja tiempo para socializar. Porque es sencillo y divertido. Por éstas y otras razones, cada vez más personas recurren a los sitios web, para “enamorarse, tener con quién compartir las palomitas de maíz y lograr una sonrisa permanente”, como afirma la publicidad de uno de los sitios más visitados, que garantiza que por ese medio “se puede encontrar a alguien muy especial que podría convertirse en el amor de tu vida”.

Esos sitios funcionan de forma muy sencilla: anuncias tu perfil, características, intereses y gustos personales, para atraer la atención de personas afines, con quienes puedes entrar en contacto a través del chat en línea o correo electrónico. Si todo va bien, pasas a la charla por teléfono y finalmente al encuentro en persona.

Ponle amor a tu vida

Pero a veces, moverte en el mundo virtual con éxito y sin contratiempos no es tan fácil. Por eso los expertos te dan esta guía práctica, para ponerle amor a tu vida con tan sólo un teclado y una pantalla.

Deja los prejuicios a un lado. ¿Qué diferencia hay entre conocer a tu pareja en un antro, un viaje, una fiesta de amigos, el trabajo, la universidad, la biblioteca o llegar a ella a través de Internet? Aprovecha las nuevas tecnologías que te ofrecen posibilidades que no te imaginabas hasta hace poco. Los prejuicios, chistes e ideas negativas sobre las relaciones online están perdiendo fuerza ante la creciente cantidad de personas que se unen por este medio de comunicación. 

Amplía tu horizonte al máximo. Piensa que ahora no estás limitada a conocer gente en tu colonia, ciudad o país, ya que tienes virtualmente a tu alcance a millones de personas en todo el mundo. La Red elimina las restricciones geográficas y puedes iniciar relaciones internacionales e incluso intercontinentales, con las que tú y él pueden conocerse personalmente y profundizar el contacto en un momento dado si así lo desean.

Apúntate en un sitio especializado. Aunque es un servicio que puedes encontrar gratis en infinidad de páginas web, foros o chats, son preferibles los servicios de pago, porque te dan garantía de seriedad. Además, el pago de una cuota mensual actúa como un freno para quienes tienen intenciones distintas a la de hallar pareja, a veces bromistas o maliciosas. Otra buena razón para invertirle un dinero es que la compañía filtra la información que recibe, con lo cual aumenta la seguridad de que los datos de los candidatos sean verdaderos y se evitan situaciones desagradables.

Mantén actualizado tu perfil personal. Cuantas más pistas aportes sobre cómo eres y qué buscas, más fácil te resultará encontrar a la persona ideal para ti. Para dar una imagen de ti misma, puedes subir una foto, preferiblemente de cuerpo entero y en una actitud sonriente y abierta. Pon algo de chispa y originalidad para que tu imagen sea simpática, procura transmitir confianza, elegancia y un toque de sensualidad. Además de ser sincera respecto a ti misma y resaltar los puntos en los que te consideras especial, también debes personalizar tu anuncio, precisando el tipo de persona en la que estás interesada.

Cuidado al dar tus datos personales. Si encuentras una persona de tu interés, mantén la serenidad, porque la ansiedad puede jugarte una mala pasada y ponerte en situaciones comprometidas. En Internet abundan las personas que se inventan un personaje y dan datos falsos, por eso es mejor ser precavida y tomarte un tiempo antes de dar información personal. Durante las primeras semanas, mantente en contacto a través del chat o el correo electrónico, y da tu número telefónico cuando sientas confianza en la otra persona, y tu dirección sólo después de conocerse personalmente.

Avanza poco a poco, según tu instinto. Averigua las creencias religiosas y políticas de tu posible pareja, y discute los objetivos que pueda tener la relación. Pregúntale si tiene alguna responsabilidad en la ruptura de sus relaciones anteriores y presta atención a las exageraciones o señas de que evita decir la verdad. Llegado el momento, pregúntale si puedes llamarle al trabajo “sólo por si acaso”, no pierdas oportunidad de saber si tu posible pareja es honesta.

Escribe un comentario »