Si otras pueden tu tambien…ENAMORALO

Presumida August 16, 2009 0

Algunas mujeres logran enamorar al hombre que desean sin ningún problema, mientras que otras no lo consiguen por más que lo intentan. ¿En que son diferentes? Pues sencillamente en que las primeras tienen muy claras las cosas que nunca deben hacer ni decir, porque pueden hacer que fracase hasta la seducción mejor elaborada.

Cuando las mujeres morimos por conocer a ese hombre que nos trae locas, hay algunos errores que llegamos a cometer y que terminan con una relación que apenas comenzaba, o incluso antes del primer encuentro, que es trascendental.

“Encontrar amor no consiste en proponérselo y salir a la calle. Cuantas más ansias tienes de hallar a la persona ideal, más fácil será que obtengas desengaños, porque tu capacidad de crítica disminuirá”, señala Alicia Misrahi, autora del libro Todo lo que no debes hacer si buscas amor, en el que examina los principales errores de la seducción.

Los tropezones

Los descuidos más frecuentes de nosotras las mujeres, que hunden al amor, incluso antes de que surja, son los siguientes:

• Mostrarte desesperada. Pocas actitudes matan la pasión, espantan a los hombres y ahuyentan las posibilidades de encontrar pareja, como trasmitir las ansias por tener novio. La clásica mujer desesperada está exageradamente pendiente de cuándo se volverán a ver, entra en confianza demasiado pronto, se queja de que no tiene pareja y de lo mal que le ha ido en sus relaciones anteriores y está impaciente por encontrar con quién casarse. Estas señales de angustia ¡evítalas a toda costa!

• No parar de hablar de ti. La primera impresión es muy valiosa y la primera cita es crucial en la seducción. Desde la primera salida es importante que no reveles demasiado de ti, ni hables sólo de ti misma.

• Tocar ciertos temas. No digas cosas demasiado personales, como el nombre que te gustaría ponerle a tus hijos, los detalles sexuales de tus ex parejas, ni lo que hacías en la cama con ellos.

• Hacerte pasar por otra. Mentirle a tu pretendiente para impresionarlo es el peor comienzo. Si le dices que eres gerente cuando en realidad eres vendedora, significa que no te consideras lo bastante interesante como persona y necesitas inventarte cualidades para resultarle atractiva. Tarde o temprano tu engaño saldrá a la luz y el resultado no será nada bueno, ¡créelo!

• Creerte muy lista. Un error muy común es querer parecer perfecta, o tan inteligente que a él le dé miedo no estar a tu altura. No pretendas tener siempre la iniciativa, no saber escuchar o presumir que ganas mucho dinero. Ellos también alucinan que te burles de ellos o que no muestres ni la más mínima admiración por sus cualidades.

• Caer en clichés. Sé creativa y evita empezar una conversación con frases gastadísimas como “yo a ti te conozco de algún lado”, “tú me recuerdas mucho a alguien”, “hola, ¿cómo te llamas?”, “y tú, ¿estudias o trabajas?”, “¿qué hace alguien como tú en un lugar como éste?”, porque ya no le sacan ni una sonrisa a nadie, ¡al contrario!

Escribe un comentario »