Evita los vellos encarnados

Presumida March 28, 2011 0

Odiamos los vellos encarnados, nos resultan molestos y antiestéticos, muchas de nosotras somos capaces de no lucir nuestros vestidos y faldas favoritas si tenemos alguno muy notorio y ni hablar del tema  si se trata del traje de baño. Te contaremos como prevenir la aparición de estos enemigos declarados de la belleza y la salud de nuestras piernas.
Se trata de vellos que no han logrado atravesar las capas necesarias para llegar al exterior pues su crecimiento encuentra obstáculos como poros obstruidos,o sencillamente no tienen la fuerza suficiente para “romper” la piel y salir. Dependiendo del método de depilación que utilices y tu tipo particular de piel, estarás más o menos propensa a que aparezcan los indeseables vellos encarnados.

Prevención según el método de depilación:

Cera:  Debes de tener en cuenta que está compuesta por resina y otros agregados que pueden resultar sutilmente agresivos. La resina es muy adherente y es prácticamente imperceptible por lo que en ocasiones cuando no se retira por completo puede obstruir poros y causar foliculitis. No reutilices la cera demasiadas veces, aunque solo la hayas utilizado tú. Disminuiras de esta forma las posibilidades de que residuos obstruyan tus poros.

Máquina depilatoria: No sólo debes limpiar con antiséptico la piel, sino también el cabezal de la máquina.

Rasuradora:  Asegúrate que tenga buen filo, ya que produce menos irritación. En cuanto te percates de que ha perdido el filo, deséchala y adquiere una nueva. Realiza movimientos en la misma dirección de crecimiento del vello, si bien quedará un poco más largo esto ayudará a disminuir la irritación. Aplica un hidratante, pero no lo hagas inmediatamente después de rasurarte, es mejor esperar un momento. Los humectantes con aloe vera resultan muy efectivos. Antes de rasurarte, moja tus piernas con agua caliente, eso hará que los poros se abran facilitando el rasurado. Lo ideal es hacerlo durante la ducha. Cuando termines, enjuaga muy bien la piel.

En todos los casos:

  • Debes limpiar bien la piel con un antiséptico antes de la depilación, no utilices alcohol, ni otra sustancia que lo contenga, si es posible, usa agua oxigenada.
  • No te expongas al sol ni a fuentes de calor por lo menos por un día después de depilarte, tampoco te sumerjas en piscinas que contengan agua con abundante cloro.
  • Una vez a la semana exfolia la piel si es posible durante el baño, utiliza una crema exfoliante. Esto ayudará a ir afinando la piel y evitará la obstrucción de poros para que el vello pueda crecer sobre sin inconvenientes.

Y si la prevención no alcanza, pues eres propensa a desarrollar vellos encarnados, te dejamos aquí un tratamiento para realizar luego de la exfoliación.

  • Limpia la zona con un producto que contenga ácido, que puede ser mandélico o glicólico.
  • Enjuaga con agua.Rocía con una loción hidratante.
  • Nutre la piel con una crema rica en ácidos grasos, que le brinde la elasticidad a la piel que necesita.
  • Puedes agregarle aceite de germen de trigo o rosa mosqueta.Cubre con una máscara rica en minerales y oligoelementos, muy hidratante. Deja actuar 15 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.

Escribe un comentario »