La dieta de los colores

Presumida June 21, 2009 0

Esta dieta, también llamada dieta de los biorritmos, asigna un color característico a cada alimento. Los creadores de esta dieta aseguran que cada alimento aporta un nivel de energía que, una vez en el organismo, se convierte en una carga eléctrica que nos permite mantenernos sanos y con el peso correcto.

Con esta dieta se puede perder hasta 3 kilos por semana, si se la sigue correctamente. La dieta Delta parte del estudio de las diferentes frecuencias vibratorias y longitudes de onda de cada alimento, asignándoles determinado color para clasificarlos en seis grandes grupos: los verdes, azules, rojos, blancos, naranjas y violetas.

Entre los alimentos verdes se encuentran todos los vegetales de color verde, valga la redundancia.

Con alimentos azules se refieren a las frutas frescas, es decir, sin que hayan pasado por ningún tipo de proceso.

Los rojos, son las carnes, incluidos los embutidos, los pescados, los mariscos, y además el azúcar y el alcohol.

Entre los blancos se encuentran los cereales, las pastas y todas las harinas.

Los naranjas, son todos aquellos vegetales que no sean de color verde.

Los alimentos violetas son: los frutos secos, los lácteos y los derivados del cacao.

Este régimen puede ser seguido por casi cualquier persona, porque no suprime el consumo de ningún alimento en particular, sólo los restringe a cantidades más pequeñas y a determinado horario.

El menú típico para esta dieta es el siguiente:

Desayuno: Alimentos de los grupos azul o violeta (es decir frutas frescas o frutos secos, cereales, cacao, etc).

Almuerzo: Se pueden consumir alimentos de color rojo, naranja y verde (lo que significa que se pueden combinar carnes con vegetales)

Cena: Durante la cena se permite consumir alimentos blancos (lo que equivale a decir: pastas cereales o alimentos elaborados con harina).

La clave en esta dieta es la correcta combinación de “colores”, lo que no sólo te permitirá adelgazar, sino también te llenará de energía y vitalidad.

Escribe un comentario »