Mima tu piel despues de este verano

Presumida September 4, 2009 0

Al regresar de las vacaciones, además de recuperar la figura que lucías el primer día de playa, tu prioridad debe ser reparar los daños del sol, hidratando tu piel profundamente y dedicándole tiempo a tu cuerpo.

Hidratar más y más

Si tuviste un encuentro brusco con el sol sin la protección necesaria, seguramente dañaste tu piel y su reparación será lenta. Necesitas una hidratación profunda que le devuelva la tersura y le evite daños más difíciles de solucionar como manchas, arrugas, flacidez y envejecimiento prematuro.

En el mercado encuentras cremas hidratantes que le devuelven a tu piel el agua que pierde en la transpiración. Para que te hagan efecto debes aplicarte las adecuadas para tu piel y en la cantidad justa de de día y de noche.

Tu tipo de piel

La piel grasa: Cuando se asolea se vuelve gruesa, con arrugas profundas, brillo excesivo, más impurezas mayor dilatación de los poros. Los productos indicados para estas pieles son los fluidos sin grasa y de rápida absorción.

La piel seca: Con el sol se siente tirante y descamada, haciendo que rápidamente aparezcan arrugas. Debes usar una fórmula enriquecida y untuosa.

La piel mixta: Es la más común entre las mujeres. Después de asolearte, tienes zonas de resequedad muy frágiles y delgadas, y otras como frente, nariz y barbilla con acumulación de grasa.

Tu cuerpo también sufre

Los excesos solares también dejan huella en la piel de tu cuerpo. Zonas como la espalda, hombros, escote y busto se llenan de pecas, lunares y manchas, y las piernas, brazos y glúteos sufren de excesiva resequedad. Es fundamental que te apliques un after-sun, que más que refrescar tu piel la reparará, además de evitar descamaciones y prolongar tu bronceado. Usa uno que contenga vitaminas E y C que tienen una acción antioxidante y antirradicales libres.

Utiliza lociones con prolongador de bronceado para recuperar la humedad perdida durante la exposición al sol, checa que prolongue por más tiempo el tono dorado de tu piel y evite el despellejamiento. Utiliza productos que ofrezcan suavidad y elasticidad a tu piel, además de un brillo favorecedor.

Escribe un comentario »