Tips para mantenerte delgada

Presumida July 30, 2009 0

Seguramente conoces mujeres que han adelgazado y que jamás han vuelto a engordar, y te preguntas cómo han podido mantenerse en su peso ideal. Un equipo de nutriólogos estudió a más de 800 mujeres que habían tenido éxito en adelgazar y en mantenerse en su peso, y aquí te decimos cómo lo lograron.

1. No te des por vencida: Si has adelgazado con diversas dietas pero también has vuelto a engordar, consigue de una vez por todas bajar de peso, dejando de pensar en los fracasos anteriores. No te sientas frustrada por haber fallado en el pasado, por el contrario, toma tus tropiezos como un aprendizaje de lo que te ha funcionado y evita lo que te ha fallado.

2. Aprende a comer: Hazte a la idea de que debes controlar tu alimentación para toda la vida. No hagas dietas para adelgazar de momento, pues resultan imposibles de seguir a largo plazo, debido a su extremo rigor o a que están basadas en una sola clase de alimentos.

3. Deja atrás los mitos: Sé realista, no creas falsedades con respecto a tu peso, como justificar el no poder bajar de peso por ser gordita desde tu niñez. La mayoría de las personas que han heredado los genes de la gordura pueden adelgazar. No tomes excusas para no reducir tu talla, pensando que después de los 40 años la mujer está condenada a engordar, pues si así fuera no habría mujeres delgadas de mediana edad. Todos estos mitos y excusas son obstáculos mentales, pues cualquier mujer puede disminuir su peso y mantenerse en el adecuado.

4. Quema calorías: Para adelgazar es necesario que comiences a ejercitarte con regularidad. Más del 80% de las mujeres que han tenido éxito en perder peso, han duplicado sus actividades físicas. Si puedes correr, nadar o hacer cualquier ejercicio aeróbico, tienes asegurada la batalla. Incluso con una caminata de media hora cinco veces por semana, puedes quemar muchas calorías. Recuerda que las dietas no son soluciones mágicas, sino que debemos aprender a comer saludablemente, llevando a cabo un plan personal de alimentación y ejercicio.

5. Cambia de actitud: Al término de tu dieta corres un mayor riesgo de engordar, pues te es fácil volver a comer como antes y caes en viejas actitudes. Para evitarlo, pon en práctica las siguientes tácticas:

• No disminuyas la vigilancia de tu dieta, continúa moderando tus alimentos y haciendo varias comidas ligeras al día. 
• Deja de sentirte obligada a acabarte hasta el último bocado. 
• No pidas las comidas más suculentas en los restaurantes. 
• Si te descuidas y comienzas a engordar, sencillamente vuelve a moderarte y regresa al buen camino. 
• Consulta a un médico o a un nutriólogo que te ayude a moderar tus comidas. 

Escribe un comentario »