Tu piel en el frio

Presumida January 11, 2010 0

Este es un articulo escrito para todas nuestras lectoras que viven en sitios frios, nos preocupamos por todas, gracias por su fidelidad con Presumida.

A todas las personas nos gusta lucir una piel suave y tersa, no sólo en el rostro sino en el resto del cuerpo. Sin embargo, en invierno la piel suele lucir áspera y reseca, incluso con resequedad, que provoca que la piel se desprenda como resultado de la deshidratación.

Algunas personas suelen presentar dermatitis, afección común en la época invernal, que consiste en una inflamación de la piel ocasionada por el frío.

Ahora más que nunca, consiente a tu piel

Durante los meses de temperaturas bajas es indispensable proporcionar a la piel ciertos cuidados para evitar que se reseque y se dañe, ya que el frío es uno de sus principales agresores.

La piel tiene una capa natural de agua y grasa que nos defiende de las agresiones del medio ambiente, entre ellas cambios de temperatura, contaminación, rayos solares, polvo y viento. Por ello, nuestro especialista recomienda lo siguiente:

  • Utiliza crema hidratante y humectante: Estos productos ayudan a mantener el equilibrio de agua y lípidos necesarios para la salud de la piel. “Un error común es aplicar una capa gruesa de crema, pues esto resulta inútil, ya que sólo logramos saturar los poros y evitar que todos los ingredientes se absorban; por tal motivo, la recomendación es aplicarse pequeñas cantidades pero más seguido a lo largo del día”, comenta el médico.
  • Nutre la piel: Una de las tendencias de las grandes firmas de las casas de belleza es elaborar productos que no sólo se enfoquen al cuidado de las primeras capas de la piel, es decir, se han preocupado por preparar sustancias que puedan penetrar en la dermis y llegar hasta las capas subcutáneas para aportar los mismos elementos que las constituyen, ya que el organismo, con el paso de los años, va disminuyendo la capacidad de producirlos.
  • Consiente a tu piel: Elige cremas que contengan vitaminas A, C y E, ácidos grasos y lácticos, aloe vera y minerales entre otros. Lo natural, le hará más cariños a tu piel que agresiones, no olvides que lo que regalan las plantas, flores o animales, guarda secretos más especiales, que cualquier otro producto.
  • Prefiere jabones neutros: Los jabones de tocador eliminan las defensas hidrolípidas, pues la acción alcalina sumada a la desengrasante, reducen al mínimo el equilibrio de las defensas cutáneas. Por ello es recomendable utilizar jabones neutros para el cuerpo; y otro especialmente diseñado para el rostro.
  • Evita los jabones perfumados y de colores: Elige los geles para cuerpo elaborados a base de vitaminas, frutas, semillas, etcétera.
  • Cubre la piel: En esta época invernal es importante cubrir la piel para protegerla. Tanto el viento, como el frío y el sol de invierno, pueden quemarla tanto o más que en el verano. Ante esta situación es recomendable no dejarla expuesta, es decir, usar bufandas, gorros, guantes y lentes de sol. Cabe mencionar que esto no sustituye en forma alguna el uso de cremas humectantes y de protectores solares, los cuales son necesarios en esta época.
  • Acude con el especialista: Ante cualquier signo de inflamación, dolor o irritación en la piel es necesario acudir con un dermatólogo para que evalúe el estado de la dermis y dé tanto el diagnóstico como el tratamiento correcto.

Consejos del experto

  • Bebe suficiente agua para evitar la deshidratación general del cuerpo y sobre todo, de la piel.
  • Recuerda que la piel es el mayor órgano del cuerpo por lo que no debes olvidar proteger los pies, manos, brazos, labios y codos.
  • Báñate con agua tibia, pues el agua caliente en exceso reseca la piel.
  • No dejes de usar bloqueador solar, ya que incluso en un día nublado estás expuesta a los rayos UVA/UVB.

Escribe un comentario »