¿Por que estas triste? ¿Sera depresion Post-parto?

Presumida July 30, 2009 0

A veces el parto no es el final de un periodo de molestias y cambios de carácter. Después de que el bebé nace, la mamá puede sufrir lo que se conoce como depresión posparto, un cambio de ánimo que puede llegar a ser grave.

Desconcierto

“Después del nacimiento del bebé, la depresión y cambios de estado de ánimo pueden ser leves, importantes o graves”, asegura el Dr. Uzzi Reiss en su libro 99 Dudas y un bebé.

Frecuentemente los síntomas se presentan de forma imprevista y de repente una mujer equilibrada se empieza a sentir deprimida, no tiene ánimos para levantarse de la cama, no puede dormir, tiene pensamientos obsesivos, llora y cambia bruscamente de humor. Si no se trata el problema adecuadamente, la depresión puede agravarse hasta llegar incluso a la posibilidad del suicidio.

Los cambios que sufre la mujer tras el parto son desconcertantes para su pareja e incluso para ella misma. La mujer no comprende sus impulsos emocionales, sus reacciones, ni las palabras que salen de su boca y tampoco es capaz de hacer nada para reprimirlas. Como estos cambios aparecen cuando debería ser un período feliz para la pareja, al padre le cuesta trabajo comprender un comportamiento aparentemente disparatado. Por ello, frecuentemente el diagnóstico y tratamiento de la depresión posparto se demoran.

Distintos Niveles

Los cambios en el estado de ánimo después del parto tienen tres grados, según el doctor Reiss, especialista en Ginecología y Obstetricia. Un 80% de las madres experimentan melancolía leve después de dar a luz, estos altibajos emocionales son el grado más leve del problema y suelen desaparecer entre la segunda y la sexta semana del bebé.

Sin embargo, el 15% de las madres sufre depresión posparto, y en este caso los cambios emocionales derivan en otras características propias de la depresión, como ansiedad, nerviosismo y comportamiento obsesivo-compulsivo.

El mayor grado de los cambios emocionales en la madre es la psicosis posparto, aunque menos del 1% de las madres padecen esta grave alteración. Frecuentemente, las mujeres con psicosis posparto tienen alucinaciones y actúan de tal forma que incluso pueden representar un peligro para sí mismas, su pareja, su propio hijo y otros niños. Se trata de un trastorno muy poco habitual, pero que requiere hospitalización inmediata y tratamiento psiquiátrico.

Causas

Una de las principales causas de la depresión posparto son los cambios hormonales. Sin embargo, otras circunstancias que pueden contribuir también a su desarrollo son la falta de sueño y los sentimientos de desaliento en relación a las nuevas responsabilidades de la maternidad.

La depresión posparto también puede deberse a la sobrestimulación y agotamiento de las glándulas suprarrenales. El acontecimiento emocionante y estresante de la maternidad provoca en la madre un aumento de las hormonas producidas por estas glándulas. Si la madre no duerme lo suficiente, sus glándulas siguen secretando estas hormonas hasta agotarse. Éste es un caso muy frecuente en las mujeres que pretenden ser “súper mamás” y rechazan la ayuda de sus familiares y amigos.

Otros factores que provocan el desarrollo de una depresión posparto son el sentimiento de soledad y aislamiento que desarrollan algunas madres tras el parto, ya que pueden tener lejos a sus familiares y suelen pasar los primeros días o semanas con el bebé en una absoluta reclusión. De ahí que esa sensación de soledad pueda derivar en pensamientos negativos.

Tratamientos

Entre los tratamientos más frecuentes para solucionar la depresión posparto están los farmacéuticos. Habitualmente los médicos recetan antidepresivos o ansiolíticos a las madres con altibajos emocionales fuertes tras el parto. Los Doctores consideran esta medida apropiada sólo en los casos más graves como la psicosis posparto, ya que si se usan estos medicamentos en casos leves, se reduce superficialmente el problema, sin profundizar en su origen.

Otras medidas como el apoyo psicológico profesional pueden ayudar a la mujer a abordar de forma más consciente las causas de su depresión. “Una terapia individual o de grupo puede ser útil cuando se combina con un programa de alimentación y cuestiones hormonales”, asegura el especialista.

Escribe un comentario »