Cuida tu salud intima

Presumida May 26, 2009 0

Muchas veces el corre corre diario de la vida te hace cultivar hábitos dañinos para tu salud íntima . Debes prestar atención a esto, pues los pequeños descuidos podrían terminar convirtiéndose en serios problemas tales como infecciones vaginales, embarazos no deseados e incluso contagio de enfermedades de transmisión sexual.
Acá te decimos lo que no puedes descuidar respecto a tu salud íntima.

1. No te dejes puesto el tampón para dormir
En la noche estás muy cansada y como quizá no tenes mucha hemorragia, decides no levantarte a cambiarte el tampón, ¡No lo hagas! Según los ginecólogos es recomendable cambiarlo cada 4 horas, pues las bacterias proliferan aún en cantidades pequeñas de sangre y en ocho horas se habrán multiplicado a niveles peligrosos que podrían provocarte desde comezón y mal olor hasta una infección vaginal que requerirá de antibióticos.
Así que lo mejor en estos casos es que te quedes con una toalla sanitaria que aunque no sea tan cómoda, te protegerá de una infección.
2. Investiga el lugar donde te depilas
Cuando vas a hacerte una depilación del área del bikini, toma en cuenta las siguientes recomendaciones: investiga las medidas de higiene del lugar y si la persona que aplica el tratamiento está calificada para brindarlo. Asegúrate de que cubra la mesa con una toalla o papel limpio y que use un aplicador nuevo. Deberá también desinfectarte el área del bikini con alcohol o alguna solución antibacteriana.
3. No compres tus píldoras anticonceptivas por Internet
No conviene comprar tus píldoras por Internet, ya que no hay forma que puedas cerciorarte si es una farmacia legítima, si la fecha de vencimiento ya expiró, si contienen las hormonas adecuadas, etc. Es mejor comprarlas en una farmacia legítima y cercana, aunque te cuesten un poco más.
4. No te quedes sudada
No dejes que la ropa sudada se seque en tu cuerpo tras ejercitarte, ya que podrías adquirir una infección urinaria o vaginal pues que las bacterias proliferan en el sudor. En todo caso, si no puedes ducharte inmediatamente, es mejor que utilices ropa íntima de algodón, o usa una servilleta sanitaria que absorba el sudor y tírala cuando termines de ejercitarte.
5. No te autodiagnostiques
Por experiencias anteriores te autodiagnosticas en vez de acudir al ginecólogo, sin embargo, no es conveniente perder el tiempo con remedios caseros, pues la infección podría agravarse. Tampoco conviene utilizar algún tratamiento que hayas usado anteriormente, recuerda que hay enfermedades cuyos síntomas se parecen pero al final son distintas y requerirán otro tipo de tratamiento.
6. No aguantes las ganas de orinar
Aguantar las ganas de orinar eleva el riesgo de contraer infecciones urinarias, ya que le da más tiempo a las bacterias de reproducirse. En cambio al orinar eliminas la bacteria que se multiplica en la orina. También conviene orinar antes del sexo, porque cuando la vejiga está llena, la uretra está más abierta y vulnerable a la bacteria que habita en la vagina o en el pene y esto podría provocarte una infección urinaria.

Lo que no conviene usar
Tangas, que le dan acceso directo a las bacterias a tu zona vaginal; jeans súper apretados, que atrapan el sudor y algunas secreciones, ayudando a la multiplicación de las bacterias; jabón o gel perfumado para el baño, las sustancias químicas que contienen estos productos pueden irritar la vulva y causar erupciones; las duchas muy calientes, pueden inflamar la piel vaginal y al eliminar la grasa natural, pueden provocar escozor y resecamiento.

Escribe un comentario »