Sientete segura con tu cuerpo

Presumida July 4, 2011 0

Ponernos el bikini en verano para ir a la playa es todo un drama. Si fuera por ti, vivirías todo el año en invierno para no tener que mostrar tu cuerpo. Y ni hablar cuando llega el momento de intimidad en la pareja; nunca puedes dejarte llevar, ni mucho menos disfrutar el momento porque estás pendiente de que tu novio no te mire la panza, no descubra la estrías ni adivine la celulitis de tus curvas.

¿Te suenan familiares esas situaciones? Es probable que sí. Lamentablemente, el tema de lainseguridad con el cuerpo y la baja autoestima por nuestra imagen corporal es común en muchísimas mujeres, por no decir en todas. Vivimos en una sociedad donde la televisión, las revistas y las publicidades proponen un ideal de belleza de cuerpos perfectos que, si bien sabemos que no existe en la realidad (¡acuérdate que casi todo lo que vemos es cirugía y Photoshop!) siempre nos termina acomplejando mucho más.

En mayor o menor medida, vivimos acomplejadas por nuestros defectos olvidándonos que tenemos miles de otras cosas buenas de la que sentirnos orgullosas. ¡Valorémoslas! En Presumida te traemos varios consejos para que sepas cómo sentirte segura con tu cuerpo.

-Programa tu cerebro. Que la mente tiene un gran poder sobre los sentimientos y estados de ánimo no es novedad… ¿Por qué no lo aprovechamos? Párate frente al espejo y repítete a ti misma: “Soy una buena persona y haré todo lo que pueda para aceptar y amar mi propio cuerpo”. Repítelo 10 veces o más, cuantas creas necesarias.

-Valora lo que más te gusta de tu cuerpo. Quizás te sientes insegura por tus kilitos de más o tu delgadez, te incomoda ser muy alta o muy pequeña, y odias que la celulitis avance sobre tus piernas, y así encuentres varios defectos más. Pero seguramente tengas muchas otras características que sí te gustan de tu apariencia. Párate frente al espejo y valora lo que más te agrada de tu cuerpo: pueden ser tus ojos, tu boca, tu cabello, tus manos, tus pies, tus cejas, tus tobillos…¡Lo que sea!

Felicítate a ti misma por todas esos rasgos que te gustan. Cuando te venga la inseguridad, acuérdate de ellos y ponlos en primer plano. El objetivo es amar tu cuerpo, con sus defectos y virtudes.

-Recuerda que todas, pero TODAS, tenemos complejos con nuestro cuerpo. ¿Sabías que apenas el 1% de las mujeres del mundo pueden acercarse a ese ideal de belleza de cuerpos perfectos? Seguramente en ese ínfimo porcentaje están incluidas las modelos famosas, como Gisele Bündchen, Naomi Campbell, Claudia Schiffer y unas pocas más. Pero, aunque no lo creas, aun las más bellas del mundo tienen dilemas respecto a su imagen corporal. Y un 61% de las mujeres no deja de pensar en las inseguridades respecto a su cuerpo mientras tiene relaciones sexuales… ¡Estamos todas en la misma! Algunas más, otras un poco menos, pero todas tenemos nuestras inseguridades así que no te sientas sola en esto.

-Piensa que tus defectos no son tan defectos. Cuando estamos obsesionadas con algo se nos distorsiona la percepción de la realidad a tal punto que exageramos, o le damos al problema una dimensión enorme, que de verdad no tiene. Por ejemplo, quizás te sientes acomplejada porque te gustaría tener senos más grandes (aunque tener pechos pequeños también tiene sus ventajas) cuando, en realidad, los que tienes son de tamaño “normal”.

Nunca nuestros defectos son tan “graves” como los percibimos. Lo que ocurre es que a veces estamos tan enroscadas en nuestro problema que no nos damos cuenta de ello. Y lo que para nosotras es “estar gordísima” para quienes nos ven es un simple rollito en la cintura. ¡Confía en lo que te dice tu pareja, tus amigas o tu familia! Siendo sinceras, nuestra opinión nunca va a ser objetiva, pues siempre tendemos a criticarnos. Así que te propongo que te animes a mirarte con los ojos de los demás.

-Crea tu propia belleza. Las mujeres tenemos la ventaja de que podemos destacar nuestra belleza a través del maquillaje, los peinados, la ropa, los accesorios, los zapatos y un sinfín de productos más. ¿Qué mujer no se siente mucho más bonita con los labios pintados o los ojos delineados? ¿Qué mujer no se siente más sexy con un conjunto de lencería y zapatos de tacón? No subestimemos el poder de una buena producción: ¡es un gran aporte para nuestra autoestima! Te aseguro que tu novio o el resto de los hombres no tendrán ni la menor idea de tus defectos porque quedarán impactados con tu belleza y feminidad.  

Realmente el tema de la imagen corporal, el aceptarse a una misma y querernos como somos, con nuestras virtudes y defectos, es fundamental para nuestra salud emocional.

¡Esperamos que estos consejos puedan ayudarte!

Escribe un comentario »