Te vuelve loca tu MAMA…

Presumida June 23, 2009 0

Si eres una adolescente, estás en la universidad, o ya eres una mujer con tu propia familia y tus propios hijos.. hay algo que probablemente no cambie nunca: la relación con tu madre. Algunas afortunadas encuentran en sus madres a sus mejores y más incondicionales amigas; pero, otras viven en una constante lucha de poderes con esa señora que, sin duda las quiere mucho, pero que las tratan como a unas niñas incapaces de hacer nada por sí mismas (aunque ya peines algunas canas).

A continuación algunas ideas para manejar esas situaciones irritantes sin herir los sentimientos de nadie ni terminar en dolorosas peleas familiares:

Si nunca haces nada bien para ella 

Es algo muy común, la mayoría de las madres, difícilmente aceptan que una hija realice alguna tarea (por más simple, rutinaria o complicada que sea), sin comenzar a dar un montón de consejos e indicaciones. En especial, claro esta, si es una tarea en la que ellas se consideran expertas.

Esto no significa para nada que quiera demostrarte superioridad o imponerte sus ideas, aunque eso es lo que parezca, lo que pasa es que se involucra más con tus problemas y con tus actividades que una amiga. Así que, si no quieres recibir más indicaciones de las que estas dispuesta a tolerar, mejor no comentes con ella algunas cosas en las que no quieres su opinión y hazlo sola.

Se entromete en tus cosas

Si aún vives con tu madre (o si la tienes de visita), es más que normal pescarla en tu habitación, cambiando todo de lugar u ordenando tu ropa. Esto puede irritar a cualquiera; pero, trata de controlarte y recuerda que las madres nunca dejan de sentirse responsables de sus hijos y sienten que tengas la edad que tengas, sigues necesitando de sus cuidados.

En este caso, en lugar de pelear con ella y sacarla a empujones de tu cuarto, o de tu departamento, date cuenta que hace eso simplemente porque te extraña o porque cree que te esta ayudando. Habla con ella, clara y firmemente, para indicarle que prefieres ocuparte sola de tus cosas.

Se hace a la mártir

Algunas madres tienen una gran habilidad para hacer un gran drama de cosas pequeñas, es así como una gripe, o una caída, o tener algo de trabajo extra puede tornarse en un terrible dolor de cabeza… para ti. Existen también las que hacen exactamente lo contrario, te ocultan cosas importantes y luego las cuentan de manera que te caen como verdaderas bombas!

Si bien esta parece ser una manera de manipularte, porque sabe que le debes toda la atención que en algún momento te dio a ti, es la forma que muchas encuentran de que les dediques un poco de tu tiempo. Lo que debes hacer en estos casos, es evitar pelear con ella o ignorarla, lo más recomendable es preguntarle si puedes hacer algo para ayudarle, si te dice que no, apártate diplomáticamente (hasta que se le pase) recordándole que si te necesita puede llamarte.

Nada le parece bien

Si tu querida mamá siempre reacciona viendo el lado negativo de todo lo que le cuentas sobre ti o tus logros, existen dos posibilidades para una reacción así: que realmente sienta algo de envidia porque estas logrando aquellos sueños que ella no pudo concretar; o, más probable, que no entienda bien por lo que estas pasando y no quiera que te ilusiones demasiado y luego sufras alguna decepción, como probablemente le ocurrió alguna vez.

Si tu madre reacciona siempre así, trata de contárselo de manera que no suene tan importante para ti y no te dejes aplastar por su negatividad. Si tienes noticias importantes, es mejor discutirlo con alguien que te haga sentir menos insegura, para contrarrestar los temores de tu mamá.

Escribe un comentario »