Trucos y recomendaciones de la congelacion

Presumida November 15, 2009 0

Congelar es una operación ineludible, tanto si eres aficionado a la cocina como si no lo eres. Por otra parte, a menudo nos perdemos un poco con los alimentos que hemos congelado, pero no siempre es fácil, entre los tiempos de conservación y los envases que se abren y dejan pasar la escarcha…

 Así que aquí te mostramos algunas reglas básicas para dominar el arte de la congelación…

Congelar no es sobrecongelar…
Congelar un alimento significa ponerlo a baja temperatura, entre -18° y -25°. Esta operación se realiza en casa, con la ayuda de un congelador simple.

Sobrecongelar un alimento es una operación industrial que consiste en poner los alimentos a una temperatura muy baja (¡de -35° a -196°!) de un modo muy rápido. Así pues, es imposible hacerlo con tu congelador.

 

¿La mayor diferencia entre ambos? La conservación: es mucho más larga para los productos sobrecongelados. Así que nada de congelar tus pequeños platos y los frutos del jardín durante meses y meses…

 

No se congela todo…

Aunque muchos alimentos y platos preparados se conservan, existen algunas excepciones que hay que conocer. ¿Sus características? Su sensibilidad frente a las bacterias.

Debido a que el proceso de congelación no mata las bacterias: sólo para su proliferación. ¡La contaminación vuelve en el proceso de descongelación!

 

Se cuida en envase…

Se pueden dejar los envases de origen, que van bien porque llevan consejos de uso y una fecha límite de consumo, referente siempre útil.

 Para los productos no envasados (tus platos preparados, las verduras del jardín, fruta del mercado, etc.), se deben seguir algunas reglas simples:

- Congelamos sólo alimentos frescos, con cuidado de que no se forme escarcha.

- En cada producto pegaremos una etiqueta en la que indicaremos el contenido y la fecha de congelación.

 

Para congelar tus productos, debes envasarlos de un modo perfectamente hermético. El embalaje debe estar estancado y sin aire, lo que evitará una pérdida de humedad.

Puedes utilizar:

bolsas de plástico de un solo uso (que aplastarás para quitar el aire).

papel de aluminio grueso (para evitar roturas) y film transparente.

bandejas de aluminio (reutilizables, con la condición de limpiarlas siempre impecablemente).

botes de plástico (no los llenes hasta arriba, deja al menos 1 cm de espacio bajo la tapa: al congelarse, los alimentos aumentan volumen).

 ¡Tú eliges tus embalajes en función de la forma, la cantidad, la naturaleza de los alimentos y el tamaño de tu congelador!

 Las reglas para una buena congelación

- Se recomienda regular la temperatura del congelador a -18°.

Nunca se recongela un producto que ya ha sido congelado o sobrecongelado: ¡intoxicación asegurada! (excepto si el producto se ha descongelado y se ha cocido bien. En ese caso sí se puede recongelar).

- No se debe romper nunca la cadena de frío: en la tienda, colocamos los sobrecongelados en una nevera o un saco isotérmico y los metemos en el congelador de casa. Si prevés un trayecto largo o mucho calor, evita comprar sobrecongelado.

Hay que lavar las frutas y verduras antes de congelarlas.

 

Tiempos de conservación en el congelador

 Para productos sobrecongelados:

Carnes y pescados

De 8 a 24 meses

Pastelería

De 12 a 24 meses

Frutas y verduras

De 24 a36 meses

 

Para productos congelados en casa:

Pescados

De 3 a 5 meses

Cerdo, cordero y ternera

De 6 a 8 meses

Buey, aves

12 meses

Frutas y verduras

De 8 a 10 meses

Platos cocinados

3 meses

 

Cómo descongelar

Ya lo hemos dicho: la congelación no mata las bacterias. Por lo tanto, no hay que descongelar un producto al aire libre, sino en la nevera. También puedes utilizar el programa de descongelación del microondas.

 Pero lo mejor es cocinar directamente los alimentos congelados. Se puede hacer con muchos productos: pescados, verduras y frutas en papillote o al vapor, platos preparados cocidos con agua, al microondas o en wok, etc.

 ¡En ningún caso hay que beber el jugo de la descongelación!

Escribe un comentario »