5 datos sobre el cancer cervicouterino

Presumida February 10, 2010 0

1. El virus que causa el cáncer cervicouterino no presenta síntomas

Se sabe que cuando menos 50% de las personas sexualmente activas contraerán la infección por el VPH en algún momento de la vida. La familia de los Virus del Papiloma Humano es muy extensa; hasta la fecha se han identificado más de 100 tipos, aunque no todos son de alto riesgo, pues el 90% de las infecciones por el VPH se eliminan en el transcurso de dos años después de contraerlas, sin que la persona jamás se dé cuenta de que tuvo una infección por el VPH.

Sin embargo, hay tipos como el 16 y el 18 que tampoco presentan síntomas y que si el sistema inmunológico no los elimina o no se detectan a tiempo a través de pruebas de diagnóstico como el Papanicolau o la colposcopía (exploración del cuello uterino a través de un aparato que amplifica la imagen), pueden desencadenar en la primera causa de muerte por cáncer en la mujer.

2. La principal vía de transmisión del VPH es el contacto sexual

El VPH es una infección de transmisión sexual; usar condón puede no ser suficiente para evitar su transmisión. Esto se debe a que el VPH puede adquirirse a partir de zonas de los genitales que el condón no protege (contacto de genitales a genitales, mano a genitales y boca a genitales). Ocasionalmente la madre puede transmitir el VPH al recién nacido durante el parto.

3. Los posibles síntomas del cáncer cervicouterino

Este padecimiento no manifiesta síntomas en etapas tempranas, aunque en ocasiones se puede llegar a presentar sangrado vaginal y dolor pélvico. Pero existe la posibilidad de que otras enfermedades ocasionen los mismos síntomas. Debes consultar a tu médico si notas la aparición de:

  • Sangrado vaginal no relacionado con tu periodo
  • Flujo vaginal inusual
  • Dolor pélvico
  • Dolor durante las relaciones sexuales

4. Hoy se puede ayudar a prevenir el cáncer cervicouterino

Desde finales del año pasado se encuentra disponible en México la primera vacuna tetravalente desarrollada para proteger contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), tipos 16 y 18, causantes del 70% del cáncer cervicouterino y los tipos 6 y 11, que causan el 90% de las verrugas genitales. La vacuna, desarrollada por Merck Sharp & Dohme, previene el cáncer cervicouterino con una eficacia del 100% y del 98% contra las verrugas genitales.

Con esta vacuna se da el primer paso en la erradicación a futuro del cáncer cervicouterino. Actualmente ya está siendo aplicada en el sector privado por ginecólogos, pediatras y médicos generales y/o familiares. Es importante mencionar que el momento de mayor eficacia para vacunarte es antes de exponerte al VPH. La vacuna debe prescribirse por un médico especialista, el cual te indicará la periodicidad en la que deberán aplicarse las dosis.

5. La visita regular al médico puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte

Las mujeres debemos acudir regularmente con nuestro ginecólogo y practicarnos exámenes anuales, incluido el Papanicolau, con el propósito de verificar la presencia de células anormales en el cuello uterino. Si los resultados de esta prueba indican que hay células anormales, es importante seguir las recomendaciones del médico con respecto a la realización de más pruebas, como repetir el Papanicolau, someterse a una prueba de detección de ADN del VPH, una colposcopía o quizá una biopsia (obtención de una muestra de tejido para analizarla en el laboratorio).

Escribe un comentario »