Ovulacion

Presumida September 17, 2009 0

La preparación del ovario empieza desde el primer día de la menstruación. El día de la ovulación corresponde con el momento en que se expulsa un óvulo. Así, el óvulo liberado es atrapado por la trompa. Es ahí donde se podrá unir con un espermatozoide para formar un huevo. De esta unión dependerán varios factores:

  • de la duración de vida de los espermatozoides.
  • de la duración de vida del óvulo.
  • del período de ovulación.

Los espermatozoides sobreviven en el cuello del útero durante 3 a 5 días. En cambio, el óvulo tiene una duración de vida de entre 12 a 24 horas. El período de fertilidad se sitúa generalmente entre 4 días antes de la ovulación y 24 horas después de ésta.

Algunos signos te indicaran que estás ovulando, aunque tampoco debes preocuparte en caso de que no percibas ninguno. Los especialistas en este tema indican que muchas mujeres no perciben ningún síntoma, pero para ellas que si lo hacen, estos son:

  • Pecho más tenso.
  • Dolor en el vientre, del lado del ovario que ovula.
  • Tu libido aumenta.
  • Las secreciones vaginales se modifican y aumentan.

Para un ciclo normal de 28 días, que empieza el primer día de tu periodo, la ovulación tiene lugar -por regla general- el día 14. Pero también es posible que tengas un ciclo más largo o más corto.

Para poner un ejemplo:
Si tu ciclo es de 24 días, la ovulación tiene lugar el día 10. Tu periodo de fertilidad es -4 días de la ovulación y +1 día después.

La fertilidad depende de varios criterios:

  • De la edad: La fertilidad alcanza su punto más alto hacia los 20-25 años. Y va bajando progresivamente a partir de los 26 años y después fuertemente hacia los 38 años. Sin embargo, que esta tendencia puede variar considerablemente de una mujer a otra. Así, ciertas mujeres de 38 años pueden ser ya “infértiles”, mientras que otras pueden quedarse embarazadas hasta los 45 años.
  • Del peso: La anorexia es una causa de esterilidad. Del mismo modo que cuando un mujer tiene un exceso de peso importante o sufre variaciones de peso con demasiada frecuencia, también puede sufrir trastornos de la ovulación.
  • De la higiene de vida: El consumo importante de tabaco o de alcohol es fuertemente desaconsejado, ya que favorece una ovulación denominada de “mala calidad”. El tabaco y el alcohol influencian negativamente en la fabricación de espermatozoides. Por lo que es importante que tanto el futuro padre como la futura madre se sensibilicen con el tema.
  • Del stress: El hecho de que te encuentres especialmente angustiada puede perjudicar a tu ovulación, hasta el punto de poder anularla. El ovario es dirigido por la hipófisis, directamente ligada al funcionamiento cerebral.

Escribe un comentario »