Preveen la retencion de liquidos

Presumida October 28, 2009 0

La retención de líquidos es un trastorno metabólico que consiste en la acumulación de agua (u otras sustancias) en el organismo. Normalmente esta acumulación se produce en las piernas, en el abdomen o en las manos, ocasionado una hinchazón en la zona.

La acumulación de líquidos se producen por un desequilibrio en el nivel de líquidos del organismo, cuando los vasos sanguíneos vierten demasiados líquidos sobre los tejidos corporales o cuando estos líquidos quedan retenidos en los tejidos y no vuelven a los vasos sanguíneos.

El organismo de la persona que presenta retención de líquidos no puede eliminarlos a través de los mecanismos naturales como la sudoración o la eliminación a través de la orina.

Este trastorno es muy común en las mujeres, sobretodo en aquellas que están en la etapa avanzada del embarazo. Los síntomas más comunes son:

  • Calambres e hinchazón de pies y piernas.
  • Abdomen excesivamente abultado.
  • Aumento de peso corporal (que puede inducir a empezar una dieta de manera equivocada).
  • Sensación de cansancio y malestar general.

Las actividades cotidianas que realizamos pueden ocasionarnos la acumulación de líquidos. Entre estos hábitos, tenemos:

  • Trabajos que implican muchas horas de pie.
  • Permanecer muchas horas sentados.
  • Utilizar prendas demasiado ajustadas.
  • Consumo de ciertos medicamentos.
  • Vivir en zonas con mucho calor o con alto nivel de humedad.
  • Comer comidas saladas o enlatadas.
  • Mala nutrición.

Cuando nos diagnostican que tenemos retención de líquidos o podemos observarlo en nuestro cuerpo teniendo en cuenta las actividades que realizamos o los síntomas anteriormente descriptos, debemos tener en cuenta algunos consejos para poder evitar o combatirla la retención excesiva de líquidos en nuestro organismo. Las más importantes son:

  • Lleva una vida activa y haz ejercicio. Eso facilitará la eliminación de los excesos de líquido.
  • Bebe agua suficiente. Te ayudará. Dos litros al día es una buena cantidad. Tampoco hay que excederse, ya que demasiada agua agravaría el problema.
  • Evita alimentos y comidas ricas en sal y en general las que contengan sodio. Favorecen la retención de líquidos.
  • Por el contrario, los alimentos ricos en proteínas y minerales te serán de utilidad. Los fritos, grasas, lácteos y azúcares refinados en exceso juegan en tu contra.
  • La ropa demasiado ajustada, sobre todo de cintura para abajo no favorece precisamente la circulación y eliminación de líquidos sobrantes.
  • Si pasas mucho tiempo sentado procura dar un paseo cada hora o, si no puedes, haz movimientos con los pies y los dedos.

Escribe un comentario »