Coitus Interruptus

Presumida September 23, 2009 0

Uno de los métodos más utilizados para evitar que la mujer se quede embarazada es el conocido como “marcha atrás” o coitus interruptus, que consiste en que el hombre retira su pene de la vagina cuando siente que le ha llegado el momento de eyacular.

Como podrás suponer, no es un método ni fiable en cuanto a la prevención de embarazos, ni seguro para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Puede parecerte que tienes motivos suficientes para realizar el acto sexual de esta manera tan poco responsable. Pensarás que así ahorras en preservativos y en píldoras uotros anticonceptivos, o que el sexo es mejor si se realiza “a pelo“, o, simplemente, que como el encuentro sexual te ha pillado sin un preservativo al alcance de la mano, has decidido arriesgarte.

Pero deberías pensar que, en primer lugar, el ahorro momentáneo puede verse convertido en una responsabilidad para toda la vida si entre los dos engendran un hijo. Antes de llegar a la eyaculación, el pene va segregando, consecuencia de la estimulación, una sustancia llamada fluido de Cowper, que no es otra cosa que líquido preseminal, que puede contener espermatozoides, es decir, que puede producir un embarazo.

En segundo lugar, si contraes una enfermedad de transmisión sexual, aun cuando sea la más leve de todas, vas a desear habértelo pensado mejor.

Y si el “accidente” ha sido fruto de un arrebato pasional, piensa que, por muy bien que te lo puedas pasar ahora, las consecuencias podrían durar toda tu vida… ¿Merece la pena?.

Estos puntos hay que tenerlos especialmente en cuenta cuando no tienes pareja estable, sino que practicas el coito con compañeros ocasionales, ocuando, aun teniendo pareja, no estás seguro o segura de poder asumir responsabilidades juntos.

Eso sí, en cuanto a las enfermedades, si la otra parte se empeña en usar este sistema, recuerda que tu pagarás tu consecuencias, así que decide en base a lo que tú quieras.

Además, aun cuando no pase nada posteriormente, encontramos el nefasto efecto que produce la retirada del pene en plena excitación, cuando el hombre está a punto de la eyaculación y del orgasmo, y puede que la mujer también. Cortar tan bruscamente ese momentopuede generar, cuando menos, cierta insatisfacción, pues supone llevar no a cabo la penetración con total libertad, ya que ambos tendréis que estar pendientes para laretirada inmediata del miembro masculino en cuanto llegue el momento.

Escribe un comentario »