Ellos NO pueden dormir sin Nosotras

Presumida July 2, 2009 0
Ellos NO pueden dormir sin Nosotras

Investigadores de la Universidad de Viena comprobaron que las mujeres duermen mejor solas que al lado de su pareja, también constataron que el sexo ayuda a dormir mejor.

El fenómeno del sueño siempre ha interesado a la ciencia, que intenta responder que pasa mientras dormimos, qué influye el sueño y porqué soñamos. Preguntas que todavía no pueden responderse plenamente. Un reciente estudio publicado por la Universidad de Viena, afirma que las mujeres duermen diferente a los hombres debido a que su reloj biológico funciona de manera distinta. Los investigadores afirman que las mujeres duermen mejor solas y que los hombres suelen tener un sueño más tranquilo y recuperador si duermen a lado de su pareja.

El estudio titulado “Diferencias sexuales en el reloj interno ante estimulaciones externas”, fue dirigido por el biólogo John Dittami, quien junto con Gerhard Klösch y Josef Zeitlhofer de la Clínica Médica y Neurológica de la Universidad de Viena, observaron el comportamiento nocturno de diez parejas heterosexuales durante el lapso comprendido entre noviembre de 2005 y julio de 2006

El sexo tranquiliza

Los participantes tenían entre 21 y 31 años de edad, no estaban casados, ni tenían hijos. Estuvieron bajo observación un total de 249 noches, de las cuales 123 durmieron por separado. En 63 noches las parejas tuvieron relaciones sexuales. Los investigadores constataron que tanto hombres como mujeres dormían mejor después de tener sexo.

El estudio analizó tanto la percepción subjetiva de los participantes sobre su manera de dormir, así como la calidad objetiva del sueño, proporcionada por datos de medición. Un sensor sujeto a la muñeca de los participantes proporcionó datos precisos sobre el ritmo del sueño. En la mayoría de los casos la información proporcionada por dicho medidor coincidió con la propia impresión de las mujeres.Los hombres duermen mejor con su pareja.

Las mujeres, más sensibles

Éstas se mostraban más sensibles e inquietas ante la presencia de su pareja en la cama. Los hombres en cambio dormían mejor acompañados que solos. Al dormir con su pareja se produjo una mejoría tanto objetiva como subjetiva en la calidad del sueño en comparación con las noches en que ellos durmieron solos.

El estudio se apoya en otras investigaciones sobre el sueño, que sostiene que un 65% de las mujeres padecen de disfunciones al dormir, un mal que aqueja a sólo un 20% de los varones.

Escribe un comentario »