Eres buena amante..

Presumida May 17, 2010 0

El erotismo es una cualidad humana física, emocional, psicológica y espiritual. Entre más conozcas, cuides y cultives tu erotismo, más placer te brindará. Y cuánto más y mejor conozcas al hombre que deseas, las posibilidades de su cuerpo y las sensaciones que despierta en ti, más te acercarás al amor pleno.

Ama con todo

La doctora Carmen López Sosa, sexóloga y autora del libro “Sexo y sólo sexo”, nos recuerda que el erotismo femenino no es sólo “cuestión del piel” sino que tiene muchas más facetas que debes conocer para sacarle partido al máximo.

Tu sexualidad está integrada por mucho más que las hormonas y los genitales. Los cinco sentidos también son sexo, y tal vez son el elemento más excitante de la sexualidad. Sentimos placer sexual cuando tocamos la piel de nuestra pareja, escuchamos su voz, olemos su cuerpo, vemos sus ojos y su sonrisa, probamos sus besos.

Ni el hombre ni la mujer tienen el orgasmo en los genitales desconectados del resto del cuerpo, sino que varias zonas erógenas desencadenan el orgasmo. La estimulación de tu pareja con la lengua, labios, dientes, dedos y pene en tus pezones, abdomen, muslos, espalda, cuello, orejas, clítoris, etcétera, te crea una alta carga de tensión sexual, que expande una respuesta placentera al resto de tu cuerpo.

¿Qué es ser una buena amante?

Ser buena amante no es saber hacer muchas cosas en la cama, sino:

• Estar a gusto con lo que haces y trasmitir lo que sientes
• Ser abierta, flexible y hacer lo que a ambos les agrade
• Comunicarte y llegar a acuerdos
• Hacer dinámica la relación sexual y entregarte con convicción y deseo
• Disfrutar de tu propio placer y del de tu pareja
• Ser entusiasta, inquieta, apasionada, ardiente
• Ser amorosa, tierna, sensible, cálida, compasiva

Mensajes de seducción

Éstas son algunas de las técnicas femeninas más exitosas para lograr la atención del hombre y conquistarlo:

• Lánzale miradas de reojo: Cuando él lo note, desvía tu mirada y luego vuelve a mirarlo fija y brevemente, y así una y otra vez.

• Sonríe de distintas formas: Con sonrisas abiertas, sonrisas tímidas, risitas infantiles y hasta carcajadas.

• Arréglate la ropa: Así llamas la atención de tu hombre hacia tu cuerpo.

• Humedécete los labios: Es una gran forma de transmitirle sensualidad e interés por el sexo.

• Muestra tu cuello: Recoge tu cabello y gira la cabeza hacia un lado, él lo entiende como una invitación.

• Inclínate hacia él: Acercarte momentáneamente a ese hombre es un mensaje de que eres una mujer alcanzable.

• Chatea por Internet: El messenger puede ser muy erótico si sabes escribir frases sensuales. Esta forma de seducción es un buen recurso si eres tímida o estás lejos de la persona.

Escribe un comentario »