Leyendas y verdades sobre la virginidad

Presumida June 1, 2009 0

La primera vez que la mujer mantiene relaciones íntimas es un momento clave e importante en la vida de cada una. No sólo se experimenta el sexo por primera vez sino que se cede la virginidad, una condición que ha sido endiosada a lo largo de los años, por lo que muchas mujeres sienten temor.

Ahora queremos terminar con una serie de leyendas que existen sobre la primera vez que se mantienen relaciones sexuales.

La primera vez es siempre dolorosa: Eso es verdad hasta cierto punto, ya que si bien la vagina debe acostumbrarse al pene del hombre, factores como la ansiedad y miedo colaboran a la falta de relajación, factor principal del dolor de la primera relación sexual. Si estamos seguras y con una pareja estable que de confianza, el acto se desarrollara de manera relajada y hasta sin ningun tipo de dolor.

Todas las mujeres sangran durante la primera vez: Falso. El sangrado en la primera relación sexual se debe a la ruptura del himen, una pequeña membrana que puede desgarrarse en la penetración. Muchas mujeres no poseen himen a pesar de ser vírgenes, ya que fácilmente puede romperse realizando actividades cotidianas como montar un caballo o andar en bicicleta sin que ni siquiera nos demos cuenta o otras que poseen un himen complaciente que no es mas que un himen que se puede expandir sin llegar a rasgarse hasta despues de mucho tiempo teniendo relaciones.

No hay posibilidades de embarazarse en la primera relación sexual: Absolutamente falso. Una mujer tiene las mismas posibilidades de quedar embarazada durante la primera, tercera o cualquier momento en que se realice el acto sexual, por lo que las medidas de protección deben ser las mismas.

La primera vez nunca será placentera: Esa idea nuevamente corresponde al nerviosismo que se tiene la primera vez. Para evitarlo y poder disfrutar del acto, son claves los juegos previos entre la pareja, lo que ayuda a aumentar la excitación y lubricar la zona de la vagina, facilitando la penetración y los movimientos. La mayoría de las mujeres no alcanza el orgasmo en todas sus relaciones sexuales, pero si puede obtener  altos grados de satisfacción.

Una excelente manera de estar preparada para las sensaciones de la relación sexual es a través del auto conocimiento del cuerpo mediante la masturbación. Así podremos guiar a nuestra pareja, sabiendo de antemano las cosas que disfrutamos, haciendo de ese momento lo más placentero posible.

Escribe un comentario »