Los Sonidos del Sexo

Presumida January 11, 2010 0

Gritos, suspiros y gemidos; los sonidos del amor son tan variables como las preferencias de cada persona al hacer el amor. Ambos sexos experimentan la sensación de exclamar cualquier tipo de ruido cuando sienten placer o se encuentran en pleno clímax.

Más que sensaciones placenteras

Claro que emitir sonidos es algo natural, pero hay parejas que se ven envueltas en el dilema de “gritar o no gritar”, pues para muchos hacerlo les parece vergonzoso o humillante, lo que lleva a reprimirse de disfrutar esta sensación.

Estadísticamente las mujeres son las que más gritan durante al sexo aún sin haber llegado al orgasmo; por otra parte, los hombres son menos expresivos y la mayoría de las veces suelen gemir cuando están al tope de su clímax. Lo que es un hecho es que ambos experimentan un sentimiento de alivio cuando logran exclamar estos sonidos.

Sonidos para prender la llama

Aún cuando existen parejas que prefieren callar durante el acto sexual, existen otras que gustan de hacerlo debido a que escuchar este tipo de sonidos les resulta una experiencia erótica.

Los sonidos son unos estimulantes muy poderosos, ya que ambos sexos disfrutan y se excitan al saber que causan placer en su pareja y es por medio de los gemidos y palabras que se enteran de tan satisfactoria sensación.

Las formas de expresión varían dependiendo el nivel de comunicación y confianza con la pareja. “Muchos hombres gustan de escuchar a ellas gritar y gemir mientras hacen el amor ya que se refuerza la seguridad en el acto; por el lado de la mujeres, también se experimenta cierto placer al escuchar su pareja, aún cuando ellas son más expresivas”.

La empatía es parte fundamental para no caer en malentendidos respecto al tipo de sonidos e inclusive palabras que se pueden llegar a emitir; “algunas veces la pasión hace que se expresen ciertas cosas que pueden parecer desagradables o incluso ofensivas; sin embargo, ya dependerá del nivel de comunicación y conocimiento de su pareja para no mal interpretarlas”.

Curiosidades de gritar o no

1. Los seres humanos no somos los únicos que realizamos sonidos durante el sexo; de acuerdo a un estudio publicado en el sitio LiveScience.com, los monos también lo hacen; un 86% de las hembras gimen en el acto para estimular a los machos y estos logren llegar al clímax; la investigación también reveló que sin estos sonidos hechos por ellas, su pareja nunca eyacularía.

2. La excitación producida por los gritos y gemidos puede llegar a ser tan fuerte o inclusive más que la estimulación directa a los órganos sexuales; gracias a que la sensibilidad del oído, provoca efectos para que se pueda lograr esto.

3. Los sonidos que se realizan durante el sexo no siempre ocurren cuando se tiene un orgasmo, estos pueden anteceder al mismo y subir de intensidad conforme se va alcanzando el clímax.

4. Un estudio de Inglaterra reveló que un grupo de adolescentes malinterpretaron los gritos de una chica que mantenía relaciones sexuales con su novio al creer que era víctima de un asalto; los jóvenes propinaron tremenda golpiza al amante para “salvarla”.

5. El periódico inglés The Sun, dio a conocer otra noticia relacionada al sexo y los sonidos: el caso de Caroline Cartwright, quien fue acusada por sus vecinos de gritar despavoridamente cada noche que mantenía sexo con su esposo, situación que la llevó a ser condenada por un juez a nunca más volver a exclamara cualquier ruido durante el acto.

Estos datos curiosos, encierran anécdotas divertidas que no deben asustarte, el placer es de quien lo trabaja y si deseas gritar, gemir o suspirar al sentir una caricia o momento de locura sexual, hazlo, no te arrepentirás de expresarte y eso reforzará los lazos de confianza con tu pareja.

Escribe un comentario »