Un poco de educacion sexual

Presumida October 4, 2009 0

Una nota que me pareció muy interesante para plantear en Presumida, del Diario Clarín suplemento Mujer, en el cual nos habla sobre la falta de educación sexual que hay en nuestros días. Parece raro pero es muy cierto, hoy vemos en la tele, en revistas, en publicidades, Internet, en casi todos lados sobre sexualidad, pero ninguno de ellos enseña, ni educa.

Hay un gran vacío de información y cultura sobre el sexo. La Ginecóloga Claudia Marchitelli, especialista del Hospital Italiano, de Argentina y quién realizó un posgrado en Educación Sexual de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y dio diversos cursos de educación sexual en colegios secundarios, respondió algunos interrogantes.

¿Las relaciones sexuales comienzan más temprano o es sólo que ahora se habla más del tema?
La edad de comienzo de las relaciones sexuales oscila ahora entre los 14 y 16 años. La curiosidad lleva a un inicio temprano de relaciones sexuales, pero una información adecuada hace que el adolescente pueda sacarse las dudas y no sienta esa curiosidad que lo lleva en muchos casos a investigar para ver de qué se trata. Muchas veces, luego de la primera relación, nos dicen: ¿esto era? ¿para esto esperé tanto? No era lo que esperaba, no es lo que vi en las películas&. Esto es natural, ya que el miedo, la inexperiencia, los sentimientos de culpa, no les permiten disfrutar de las primeras experiencias. Por eso es importante que la primera vez sea con alguien a quien quieran mucho, en un lugar adecuado y con tiempo suficiente.

¿Las adolescentes tienen más temor al embarazo o al sida?
Entre las adolescentes existe más miedo al embarazo. Atraviesan una etapa en la que son sanas pero enfrentan situaciones de riesgo aunque ellas no las vean: “a mí no me va a pasar, la tengo re-clara…”.
¿La mujer puede tener un orgasmo desde la primera relación?

Si la mujer es bien estimulada y está tranquila, confiada, puede experimentar orgasmos ya en las primeras relaciones, aunque la realidad es que es difícil por todo lo dicho anteriormente. La primera causa de consulta en los consultorios médicos es por la falta de orgasmo. Algunas mujeres nos dicen llorando: “Soy frígida”. Pero la mayoría de las veces se debe a la falta de conocimiento de la sexualidad femenina. Cuando les explicamos cómo hacer para llegar a un orgasmo, los problemas se terminan.

¿Hay un método para llegar al orgasmo?
Los hombres y mujeres somos diferentes, tenemos necesidades diferentes. Mientras el hombre con sólo mirar a una mujer puede tener una erección y rápidamente llegar a un orgasmo, la mujer necesita mucho tiempo de estimulación para que esto suceda.

Para saber qué nos gusta tenemos que conocer nuestro cuerpo y sus sensaciones. El autoconocimiento es fundamental para trasmitir a la pareja nuestras necesidades. El orgasmo es clitoridiano, es decir que si no hay estimulación del clítoris, probablemente no tengas un orgasmo.

Este pequeño botoncito está poco visible, a diferencia del pene en el hombre, por eso hay que ir a buscarlo. Se puede estimular directamente a través del tacto, la fricción con tu compañero sexual durante la penetración, sexo oral, etc, o bien indirectamente, durante la penetración por la contracción de los músculos que rodean el clítoris. Para muchas es difícil tener un orgasmo sólo con la penetración, por lo que la estimulación del clítoris es fundamental.

Hay que hablar con la pareja acerca de las necesidades de cada uno, muchas veces los hombres no saben cómo estimular a una mujer. Piensan que el placer se relaciona sólo a la estimulación vaginal. De nosotras depende.

¿En la mujer adulta, hay una etapa de plenitud sexual?
Las mujeres, si estamos bien estimuladas, disfrutamos de la sexualidad en todas las edades. Es verdad que como aprendemos a conocernos el disfrute mayor viene con los años, donde se ve que la tasa de orgasmos va aumentando, porque aprendemos a pedir lo que nos gusta.

Aunque también ocurre que a partir de los 35 años muchas mujeres empiezan a tener inhibiciones con su cuerpo, los rollitos, la pancita, las mamas caídas, etc, que lleva a limitarse en la relación sexual para que no las vean o no las toquen. Vivimos en una sociedad en que la juventud eterna es venerada y, por lo tanto, parecería que si no tenés un cuerpo perfecto no podés disfrutar de una buena sexualidad porque no sos suficientemente atractiva.

¿Qué pasa después de la menopausia? ¿Disminuye el deseo?

La capacidad sexual no desaparece con la edad, sólo disminuye de intensidad. Los problemas cotidianos, el estrés, la falta de tiempo, el cansancio, los niños, hace que disminuya la frecuencia de relaciones sexuales. La menopausia es una etapa más en la vida de la mujer. Hay que asimilar los cambios corporales, dejar de buscar a la mujer de 30 que alguna vez fuimos. Asimilar el crecimiento de los hijos.

¿Qué se puede hacer para mejorar la sexualidad en esta etapa?

Disponer de tiempo y lugar adecuado. No siempre es fácil, lo sé. Fomentar situaciones que despierten el deseo sexual, hablar con tu pareja. La menopausia no es una enfermedad, sólo implica el cese de la menstruación. No quiere decir la culminación de la vida sexual. Los déficits hormonales existen, pero tienen solución. Es fundamental la buena lubricación que se logra con estrógenos locales y lubricantes. Una mujer que tuvo una buena sexualidad sigue teniéndola. En caso contrario, encuentra en la menopausia la excusa perfecta para terminar con algo que siempre vivió como problemático.

¿Qué pasa cuando el problema es del hombre?

Un hombre con problemas de erección generalmente no consulta y se recluye, evadiendo a la mujer. Se siente menos hombre al no tener la erección que solía tener. Existen causas orgánicas, medicamentos que generan una disminución en la libido y la erección. También deben saber que la mujer puede ser muy bien estimulada independientemente del grado de erección. Se puede tener una vida sexual satisfactoria incluso sin penetración. Esto al hombre le cuesta mucho aceptar, pero depende de nosotras que lo puedan asimilar. Si los problemas sexuales son de índole psicológico, al dejar de darle tanta importancia a la erección y tamaño del pene, muchos de estos problemas se van solucionando. No seamos esclavos de todo lo que nos dicen o quieren hacernos creer. El placer no le hace mal a nadie y los problemas sexuales tienen solución, lo importante es buscarla.

Escribe un comentario »